Tu departamento de RRHH Ágil.

Agilidad para RRHH sobre todo, es un cambio de mentalidad. Pasar de controlar a confiar. Si hasta ahora el departamento de Recursos Humanos asumía el rol de policía en las empresas, encargándose del papeleo o la tramitación de otros aspectos más desagradables, como las sanciones, la función que ahora buscan es completamente distinta: crear ambientes más productivos y creativos en las organizaciones. Así, algunas entidades hablan de la figura del responsable de felicidad o de bienestar.

La incorporación del Agile a RRHH es una tendencia mundial desde que, en 2018, la Harvard Business Review dio su bendición con su artículo ‘HR goes Agile‘. Y, con la rápida respuesta de Forbes. Si Agile hace prevalecer las personas sobre los procesos, ¿qué mejor que un departamento de personas para encargarse de esta responsabilidad? Ya hay ejemplos de empresas que llevan tiempo por ese camino, como ING, o la española BBVA.

Algunas ventajas de implementar las metodologías ágiles en tu empresa

Las metodologías ágiles mejoran la satisfacción del cliente dado que se involucrará y comprometerá a lo largo de todo el proyecto. En cada etapa se informará al cliente de los logros y progresos del mismo, con la visión de involucrarlo directamente para sumar su experiencia y conocimiento.

Mejora de la motivación e implicación del equipo de desarrollo. Pero esta mejora no es casual: las metodologías ágiles permiten a todos los miembros del equipo conocer el estado del proyecto en cualquier momento, así, los compromisos son negociados y aceptados por todos los miembros del equipo.

Te permitirá ahorrar tiempo y costos. El desarrollo ágil trabaja de un modo más eficiente y rápido, y con ello, se cumple de forma estricta el presupuesto y los plazos pactados dentro de un proyecto.

Nos permite mayor velocidad y eficiencia. Una de las máximas de su aplicación es que se trabaja a través de entregas parciales del producto, de este modo, es posible entregar en el menor intervalo de tiempo posible una versión mucho más funcional del producto.

Las metodologías ágiles permiten mejorar la calidad del producto. La continua interacción entre los desarrolladores y los clientes tiene como objetivo asegurar que el producto final sea exactamente lo que el cliente busca y necesita. Con este enfoque es posible abrazar la excelencia tecnológica obteniendo así un producto tecnológicamente superior. 

Direccioná a tu departamento de RRHH a uno ágil con nuestra certificación en Agilidad para RRHH.
Más información WhatsApp +506 8897-2208
Correo electrónico [email protected] | [email protected] )

Ir arriba